18-05-2020

Parrillar Salmón

  • Salmón
  • Parrilla
x
salmón_parrilla



El salmón a la parrilla es saludable y fácil de preparar. Estos son los consejos esenciales para ordar las bellas marcas de carbón logrando una textura tierna y escamosa. Es un plato que requiere solo unos pocos condimentos simples y se cocina en menos de 10 minutos. La carne naturalmente aceitosa se rompe como un sueño sin volverse demasiado seca. 

Parrillar salmón

Después de descongelar bien, como puedes aprender a hacer en este artículo, envuelve los filetes en toalla nova y mételos al refri 15 minutos.

La humedad es el enemigo

Cubra el salmón con toallas de papel ayuda a eliminar el exceso de humedad de la superficie. Si no está lo suficientemente seco cuando golpea la parrilla, tomará más tiempo en evaporar el agua carbonizar instantáneamente, que es lo que desea. El frío en el refrigerador mantiene el pescado unido cuando se cocina más que a temperatura ambiente.

Los Condimentos Justos

Hacerla simple con aceite de oliva, sal y pimienta negra. El salmón tiene un maravilloso sabor y creo que solo un poco de limón es todo lo que se necesita para combinar con los sabores ahumados creados en la parrilla. Aunque si quieres ir más allá, puedes marinarlo con ingredientes como la salsa de soja y el azúcar morena que son una excelente opción para experimentar.

¿De qué lado va primero?

Comience asando los filetes de salmón con la piel hacia arriba. Esto asegura las marcas oscuras de la parrilla en la superficie, al tiempo que proporciona una piel crujiente de salmón si se deja encendida. Asegúrese de presionar suavemente el filete hacia abajo para tener más contacto con la rejilla.

  • Precaliente la parrilla a fuego alto y deja que que se caliente, limpia y aceita la parrilla.
  • Coloca el salmón en diagonal, con la piel hacia arriba. Cierra la parrilla y cocina de 4 a 5 minutos.
  • Voltéalo, cubre y cocina hasta alcanzar el punto de cocción deseado.

¿Cómo evitar que se pegue y se desmorone?

La parrilla debe precalentarse a fuego alto, tener rejillas limpias y se debe aplicar aceite a las rejillas antes de agregar el pescado. Esto ayudará a crear una superficie antiadherente. Asegúrate de que la superficie del salmón está seca antes de agregar los condimentos y pinta con el aceite en ambos lados para obtener un seguro adicional.

La clave es no mover el pescado una vez que lo hayas colocado en la rejilla de la parrilla caliente. Se debe formar una costra, creando el característico carbón oscuro, y es entonces cuando el pez se liberará naturalmente de las rejillas. El pescado debe cocinarse alrededor del 70% antes de voltear el salmón. Si es necesario, usa con cuidado una espátula para ayudarte a despegar las áreas difíciles al intentar dar vuelta el filete.

Temperatura y tiempo de cocción


Calienta la parrilla a fuego alto, aproximadamente 232 a 260ºC antes de agregar el pescado. El objetivo es dorar el filete de salmón rápidamente en ambos lados sin secar la carne. El pescado a la parrilla se cocina muy rápido y necesita menos de 10 minutos en una parrilla cerrada, dependiendo del grosor.

¿Cómo sabes que está listo?


Usa un tenedor para ver si la carne se desmorona fácilmente, pero aún sigue húmeda hacia el centro. El pez debe ser opaco y ligeramente más translúcido en el centro. Prueba la parte más gruesa del salmón con un termómetro de lectura instantánea. Dependiendo de la cocción deseada, apunta a 52ºC para menos de a punto y 60ºC para punto.

Comparte esta receta